Yunieski Gonzalez se mueve a peso crucero.

Por Elisinio Castillo | Traducido de BoxingScene.

Yunieski González (18-3, 14 nocáuts) dio un paso atrás en su carrera con la derrota por nocaut del sábado, pero en términos de peso dará un salto adelante. La próxima vez que veamos el boxeo será en la división de peso crucero.
Después de ser eliminado en la tercera ronda contra Oleksandr Gvozdyk (13-0, 11 KO) en una pelea televisada por HBO, el peso semipesado conversó con su equipo para subir a la siguiente división.


“Nos dijo que no sentía el poder en sus golpes en las 175 libras”, dijo Michael Luzbet, gerente del boxeador cubano, a George Ebro. “No veo nada que impida que Yunieski suba hasta 200 libras, donde podría sentirse más cómodo”.

Según Luzbet, el índice de grasa en el cuerpo de González es extremadamente bajo y cada vez que pierde peso antes de una fecha de pelea se ve obligado a cortar músculo y eso es algo que afectó su rendimiento contra Gvozdyk.
El primer asalto indicaba buena pelea, pero González comenzó a colapsar en la segunda antes de ser derribado un par de veces en la tercera, forzando a su esquina a detener la acción.

“Este no es el Yunieski que todos queríamos ver y se disculpó con sus fans, pero también tenemos que admitir que se cayó con las botas puestas. Nadie puede decir que se alejó de la pelea o empezó a correr”. dijo el gerente.

La victoria sobre González es un trofeo en la lista de víctimas de Gvozdyk, que ha sumado triunfos sobre Nadjib Mohammedi, Tommy Karpency, Isaac Chilemba, entre otros.


Un medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, según CompuBox, Gvozdyk consiguió el 45 por ciento de sus golpes, y el 68 por ciento de éstos se consideraron tiros de poder.
Muchos aficionados se preguntaban cuánto podría haber influido en la pelea la ausencia del entrenador Pedro Díaz, pero Luzbet sintió que la ausencia de Díaz no tuvo ningún impacto en el resultado.


“Sabíamos que Pedro no iba a estar allí y estamos totalmente satisfechos con el trabajo de la esquina encabezado por Yordanis Despaigne”, dijo Luzbet. “La acción de la pelea no proporcionó tiempo suficiente para nada, lo importante es que no hemos visto lo último de Yunieski, que volverá más fuerte que nunca con su nuevo peso”.