Yunieski Gonzalez es el hombre y aquí les digo el porque.

Por Willie Suarez |BoxeoCubano.com


En la cabeza de nuestro campeón solo cabe una cosa, ganar a como de lugar. Ganar por su familia, ganar por sus amistades, ganar por su equipo y ganar para el.
Ganar, porque solo ganando el siente podrá recibir el merecido crédito.

Yunieski González es uno de esos guerreros que no nacen muy a menudo. Yunieski ha tocado  fondo y no el fondo de un río de cuatro pies. Yunieski ha llegado a lo mas profundo del océano más oscuro que existe. Pero una cosa que Yunieski nunca ha hecho ha sido rendirse.
Hace un tiempo contamos la historia de como Yunieski termino durmiendo en su auto por mucho tiempo. De como Yunieski aun en la intemperie jamás ha dejado de entrenar ni de entregarse en todos los sentidos a su trabajo como Boxeador.


Hoy en Hablando de Boxeo Cubano Radio tenemos en vivo a Yunieski Gonzalez, Osvaldo Rodríguez del JKB en Cuba y Mucho mas..


Pero el simple hecho de ser Boxeador no comienza siquiera a describir las cualidades de este hombre que ante todo es un amigo, y no me lo crean a mi. Esto me lo han dicho desde los hermanos Barthelemy, Dorticós y cuanto otro Boxeador Cubano me ha pasado por delante.

“Yunieski González no es solo mi compañero de Equipo, Yunieski es también mi hermano”

nos comentó Rigondeaux.

Pero ni ser Boxeador, ni ser amigo son las cualidades mas grandes que tiene Yunieski.
Yunieski es también un excelente padre y esta es la tarea que más seria se toma en su vida.
Cuando Yunieski fue victima del robo ante Jean Pascal era el rostro de su hija llorando lo que le partía el alma. Pensar en ella y en el hecho que 3 jueces le robaron de la oportunidad de llegar a casa campeón y cargar a su hija y mostrarle que cuando se trabaja duro cosas buenas pasan. Pero esto no le partió el alma solo a Yunieski, pero tambien a todos los que lo vimos a través de las camaras de BoxeoCubano.com al abrirnos su corazón en esa ya legendaria entrevista.


Yunieski abre su corazón ante nuestras cámaras después del robo ante Pascal


Yunieski González es Boxeador, es amigo, es padre y es un Cubano que se compara con el mejor de ellos.
Cuando nadie lo hacía era Yunieski el único Boxeador Cubano que visitaba los hospitales de Miami para alegrarle el alma a aquellos que tan poca luz reciben en sus vidas.
El que no conoce a Yunieski personalmente quizás se deje intimidar por su tamaño, por su voz ronca y rostro serio. Pero el tamaño de Yunieski no es un arma para intimidar. Su tamaño, su agresividad, su seriedad y sus habilidades boxísticas aparecen como muralla para protegerlo de las cosas malas de esta vida. Yunieski es un gigante noble con el alma pura y esto lo digo porque he tenido la oportunidad de compartir con el muchísimas veces.
Esto lo digo porque fui testigo que a Yunieski no le dolió tanto que le robaran a el la pelea ante Pascal si no que fueran injusto con el Equipo que tanto lo ayudó a llegar a donde llego ese dia.
Yunieski no es egoísta, no es envidioso, no es celoso para con el cariño de sus fans.
Fue Yunieski quien me puso en la cámara una vez a Leider Peña siendo Yunieski el evento principal de la noche. Yunieski quería compartir un poco de ese brillo con los jóvenes que vienen saliendo.


Detrás bastidor con Yunieski Gonzalez vs Jean Pascal en Las Vegas.


Señores no se si entienden lo que estoy tratando de decir asi que sere mucho mas directo.

El Sábado por la noche Yunieski González se sube a pelear en el combate más importante de su vida.
Yunieski se preparó, Yunieski hizo todo lo que se pide de el y mucho mas.

¿Quieren ustedes premiar a un Boxeador que se merece nuestro apoyo incondicional?
Yunieski es el hombre.
¿Quieren ustedes ser parte de la carrera de un Boxeador que no necesita victorias para ser leyenda?
Yunieski es el hombre.
¿Quieren ustedes en 20 años mirar hacia atrás y decir en voz alta, yo vi el dia en que Yunieski Gonzalez le demostró al mundo que si se puede?
El Sábado por HBO es el momento y la pelea es Yunieski Gonzalez vs Oleksandr Gvozdyk.

Yo no se ustedes, pero nosotros si. ¡Nosotros si queremos!