Luis Ortiz: ¡Wilder me teme, le iba a explotar su cara

Por Elisinio Castillo

Luis Ortiz nunca pensó que una visita al médico hace dos años tendría tan graves repercusiones en el presente.

El peso pesado cubano fue diagnosticado con hipertensión y hace ocho meses comenzó a tomar un medicamento recetado que le dio su médico, y el medicamento contenía dos diuréticos que están prohibidos por la Asociación Voluntaria Antidopaje (VADA).

Ortiz (27-0 23 KOs) tenía programado enfrentarse al campeón de peso pesado del CMB Deontay Wilder (38-0, 37 KOs) el 4 de noviembre en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York.

Ortiz luego falló una prueba de drogas antes de la pelea, que salió positivo para las dos sustancias.

Después de una breve investigación, el Consejo Mundial de Boxeo se negó a sancionar la pelea y Ortiz fue sacado de la pelea. Más tarde fue reemplazado por el retador obligatorio de Wilder, Bermane Stiverne.

El WBC también tomó en cuenta que Ortiz dio positivo en esteroides anabólicos en 2014, después de una victoria por KO ante Lateef Kayode en Las Vegas.

El gran problema es que Ortiz y sus manejadores no informaron a VADA de la medicación prescrita al completar los documentos para el protocolo de prueba de drogas. Si Ortiz o sus manejadores hubieran notificado previamente a VADA sobre el medicamento, es probable que no hubiera habido un problema.

“Es una receta escrita por el médico. Fue un error de mi parte y de mi equipo, que no notificamos a VADA de el medicamento que estaba tomando con receta”, dijo Ortiz a George Ebro.

Ortiz no cree que Wilder estuviera realmente dispuesto a luchar contra él. Siente que Wilder estaba buscando una salida de la pelea. Ortiz marcó el tercer oponente para Wilder en los últimos dos años que fue sacado debido a una prueba fallida de drogas antes de la pelea.

“Wilder me teme y no quería enfrentarme a mí”, agregó Ortiz. “Estaba listo, iba a explotarle su rostro. No he perdido la fe [en obtener una oportunidad por el título mundial] y no estoy cansado como dicen algunas personas”.