Pedro Díaz no ve problemas con la diferencia de peso entre Rigo y Loma y aquí nos dice porque.

La pelea estelar programada para el 9 de diciembre en el Madison Square Garden de Nueva York tiene entusiasmados a todos los fanáticos del boxeo, que van a presenciar esa noche a dos peleadores de técnica extraordinaria, cuya carreras en el amateurismo incluyen dos medallas de oro para cada uno.

Sin embargo, hay un detalle que comenzó un debate desde que se oficializó el evento. Guillermo Rigondeaux asumirá el riesgo de subir dos divisiones para retar a Vasyl Lomachenko por el título superpluma de la Organización Mundial de Boxeo. ¿Está cediendo demasiado el cubano?

Para su entrenador Pedro Díaz, el peso y el tamaño, que en el papel favorecerán a Lomachenko, no serán tan relevantes como la gente piensa. En una entrevista con Mundo Boxing, Díaz aclaró varios puntos sobre el peso del boxeador cubano y su próximo combate.


Entrevista exclusiva con Pedro Diaz.


1. Rigondeaux pesó 126 libras en su última pelea

“En su última pelea contra Moisés Flores, Rigondeaux pesó 126 libras a la hora que subió al ring, pero sus habilidades le permitieron superar la aparente superioridad física de su oponentes. Yo creo que la pelea en 130 libras contra Lomachenko no es una locura como muchos piensan.”

2. Lomachenko es más alto pero tiene menor alcance

“Si te fijas bien, verás que Lomachenko es sólo cuatro centímetros más alto que Rigondeaux, pero en el alcance de los brazos Guillermo lo supera por tres centímetros. Rigondeaux tiene pegada y es muy técnico y también muy rápido. Nosotros no subestimamos los méritos de Lomachenko. Él es un excelente boxeador, un oponente maravilloso.”

3. Rigondeaux, acostumbrado a ser el peleador más pequeño

“Fue lo mismo con Donaire. Cuando Donaire peleó con Rigondeaux pesó 142 libras a la hora de subir al ring. Flores pesaba 141. Así que con Lomachenko en 130, siendo que el ucraniano no suele subir tan pesado debe de ser una gran pelea. Esta será la pelea que la gente quiere ver. Por primera vez en la historia del boxeo profesional, tendrás a dos peleadores que ganaron dos medallas de oro cada uno.”